lucky jet1win casino1 win kz1win casinomosbetaviatorlucky jet crashmostbet az casinopin up1 winmostbetparimatch4rabet pakistanpin-up1 win casinopin-uplucky jet online4a bet1 winpinup india1win slotmosbetmostbet india1 win4a betmosbet1win aviatormostbet casino4rabet1 win indiapinup1win casinoaviator 1 winmosbetpinuppin up betмостбет кз1 win azpin-upmostbet kzparimatchmosbet1 вин авиаторpinup loginlackyjetmostbet azpinapmostbet casinolucky jet casinomostbet kz1win

¿Qué es la mordida cruzada?

La mordida cruzada es un tipo de maloclusión que consiste en que los dientes de arriba de la boca (maxilar superior) muerden «por dentro» de los de debajo.

Al igual que con otras maloclusiones es importante para el tratamiento de la mordida cruzada saber cuáles son las causas de la mordida cruzada.

Lo primero es indicar que puede tratarse de una mordida cruzada unilateral o una mordida cruzada bilateral. Es decir, que afecte a un lado de la boca o a los dos.

En principio, ambos resultan un problema y necesitan tratamiento, cuantos menos años de edad tenga la persona que lo sufre, mejor, porque así se pueden evitar los problemas de salud que origina.

Por esto, es importante corregir la mordida cruzada con un tratamiento precoz, idealmente antes de los 10 años, pero si no es posible, hacerlo en el momento en que se detecte en la clínica dental para evitar daños en los dientes.

Respecto a la influencia genética, salvo en los casos en que sea un problema esquelético (por el tamaño de los huesos maxilares), podemos descartarla.

También circunstancias como la respiración por la boca,… que más bien es el resultado de problemas dentales que el origen de estos.

Ahora analizaremos los tipos de mordida cruzada en función de cómo los dientes superiores muerden con los inferiores y la relación entre maxilar superior y la mandíbula.

Mordida cruzada posterior

La mordida cruzada posterior es bastante habitual.

Básicamente, las muelas o los premolares superiores muerden “por dentro” de los dientes inferiores correspondientes.

Esto produce, lógicamente, una alteración en la forma en la qye muerde la persona que la tiene.

Y habitualmente hace que el lado en el que se tiene la mordida cruzada mastique más.

Aunque pueda pensarse que afecta solo a los dientes, realmente afecta a mucho más.

Al masticar más por ese lado, la musculatura de la cara y del cuello de ese lado, trabaja más.

A largo plazo, eso puede producir asimetrías faciales.

También puede implicar contracturas de cuello, dolores de cabeza, espalda…

Es decir, que se trata de algo serio que afecta a mucho más que a la boca: afecta a toda nuestra salud y requiere un tratamiento importante.

Mordida cruzada anterior

Cuando la mordida cruzada es de un incisivo o un canino, consideramos que es “anterior”.

Los efectos sobre la oclusión son los mismos: la persona que la tiene masticará más por ese lado.

Pero, además, en estos casos nos enfrentamos a un problema estético importante.

Y es que eso supone que un diente de los que “nos ve todo el mundo” no se ve en la sonrisa.

Eso puede originar tanto una asimetría (si es solo un lado), como una sensación “rara” en quien nos ve. Es decir, que perciba por ejemplo que nuestros colmillos estén en la posición de los incisivos laterales.

Eso es raro, como tener una oreja “al revés”, por poner un ejemplo.

Mordida cruzada invisalign antes y después

Como siempre decimos, los resultados con alineadores invisibles son los mismos que con Brackets.

Puede ser quicksmile, smartee, ángel aligner, invisalign… o Brackets clarity de 3M, damon,… el resultado tiene que ser el mismo: los dientes de arriba mordiendo “por encima” de los de abajo.

De modo que, sea cual sea la técnica, sobre todo en las mordidas abiertas posteriores, necesitaremos elásticos de arriba abajo para ayudar al aparato a dejar los dientes en su posición ideal.

Esos elásticos se llevan el tiempo que indica el ortodoncista. Importante: ni más, ni menos.

Si se llevan menos tiempo, posiblemente no consigamos la situación normal.

Si se llevan más de lo indicado, puede que los molares se “vuelquen” y luego sea más complejo dejarlos en posición ideal con los Brackets o los alineadores transparentes.

Si es una mordida cruzada anterior y se trata con Brackets, siempre se colocan “levantes” posteriores en las muelas. Estos son unos relieves que resultan algo incómodos, pero que son imprescindibles. Los solemos colocar de color azul, para distinguirlos bien del diente al retirarlos.

Mordida cruzada niños

Como siempre, abordar una mordida cruzada en niños es mucho más sencillo que en adultos.

Mordida cruzada anterior niños

Y es que mientras el hueso va creciendo es más fácil “estimularlo”.

Por eso si el hueso de arriba es pequeño, podemos colocar por ejemplo un disyuntor, un palatal expander de invisalign, o un quadhelix, y resolverlo.

Además de eso, la rehabilitación neuro-oclusal nos permite resolverlo solamente con “pistas de composite”.

Son unos relieves que colocamos en varias piezas dentales, con apoyo tripódico (en tres piezas), y que nos permiten generar una relación distinta en la que muerden los dientes.

Al hacer que no puedan morder “en cruzada”, las piezas afectadas mejoran y estimulan el crecimiento del hueso en esa zona.

Es decir, siempre resulta más favorable y más sencillo en niñas que en mujeres, por ejemplo. De ahí que siempre recomendemos visitar pronto al ortodoncista. 

Para simplificar el tratamiento de la mordida cruzada o de cualquier otro problema dental.

Mordida cruzada esquelética

En relación a esto último, es importante señalar que no siempre la mordida cruzada es de diente.

A veces el hueso es el que está cruzado.

Esto puede darse por dos cosas: o bien el inferior es grande o el superior es pequeño.

Lo que ocurre es que el inferior no puede “comprimirse” salvo que recurramos a la cirugía (y muchas personas quieren evitarla).

En cambio el superior podemos desarrollarlo fácilmente, como hemos dicho en algunas otras entradas, tanto en adultos como en niños.

En resumen, podríamos decir que una mordida cruzada es lo que consideramos una “urgencia de tratamiento”. Cuando la vemos, tenemos que plantearnos empezar con la ortodoncia.

Además de eso, sabemos que hay algunas que son por la posición de los dientes, que se pueden resolver fácilmente a cualquier edad.

Otras se deben a la posición del hueso… y son más difíciles de solucionar en adultos. 

Por tanto, como siempre, recordar lo que dice nuestro equipo: el aparato es lo de menos, lo más destacable es el análisis de la mordida, los objetivos y la planificación que se haga. Y es que hoy por hoy podemos combinar el MARPE o el SARPE con Brackets y con alineadores para resolver una mordida cruzada con éxito en cualquier persona que venga a nuestra consulta en Murcia y quiera mejorar su calidad de vida, su mordida y su respiración.

Deja un comentario

Scroll al inicio